Si bien es de público conocimiento que el derecho a la huelga, esta reconocido por la Constitución Nacional en el Art. 14 bis, nuestra legislación no se ha ocupado de precisar una definición de huelga, a la luz de interpretaciones legales, jurisprudenciales y doctrinarias, podemos decir que huelga es la suspensión o abstención colectiva y temporal de la prestación de trabajo, concertada por la asociación dotada de personería gremial a fin de presionar y convencer a los empleadores sobre la conservación, obtención, o modificación de condiciones laborales en procura de beneficios profesionales.

Fue así de esta manera que el Hospital escuela de Corrientes, declaro paro durante los días 26 y 27 de Abril por mejores condiciones laborales, entre ellas las de un básico de $450 y el trabajo en blanco para todos los empleados que no se encontrasen blanqueados, lo que a mi parecer es perfecto. 

hosp-escuela.jpgPero en la puja que se realiza entre “establecimiento estatal y el gobierno provincial” nuevamente los que quedan en el medio somos nosotros la población.

Al hospital se trasladan cientos de personas a diario, ya que es uno de los establecimientos mas conocidos del nordeste, y las personas que allí deseen atenderse con alguno de los médicos solo puede solicitan turnos una vez al mes que normalmente ser realiza el 28, ósea las personas esperan todo el transcurso del mes para ser atendidos con el medico, muchas veces viniendo del interior para tener su consulta, es por ello que esta medida es injusta con todas esas personas debido a las que tenían turnos en estos días no serán atendidas y sus turnos quedaran “CADUCOS”, “y el paciente”, no me parece que en el ámbito de salud se deban tomar este tipo de medidas, porque caeríamos en un régimen anti-democrático y hasta un tanto negligente con una cuestión fundamental que es la SALUD.

Debido a tal cuestión es que ya entramos en un terreno dificultoso hasta tanto es un INJUSTO, ya que provoca inconvenientes de variada gravedad a toda la sociedad, pero en particular a los miembros de los sectores menos pudientes, que son necesariamente los más afectados por las interrupciones en los servicios prestados por el Estado y en los servicios público.

Un reconocido docente y  escritor de numerosos libros de derecho laboral, el Dr. Mario Ackerman, detalla muy bien lo que se podría llamar “limites” en su articulo publicado en el clarín, en cuanto el derecho a huelga, ya que le mismo se puede llevar a cabo en tanto y en cuanto no se ejerza en el ámbito de los llamados servicios esenciales para la comunidad, entre los cuales ser encuentran los: servicios sociales, hospitales, distribución de agua potable, energía eléctrica y gas.

Por lo que me atrevo a decir que la medida que ha tomado el hospital provincial de la ciudad de corrientes es una medida INCONSTITUCIONAL, ya que avasalla de manera aberrante el ámbito de los servicios esenciales, antes mencionado.

Anuncios